La Generación C marca el ritmo de la convergencia

Hay una nueva generación que está más identificado con la búsqueda incesante de creación, contenido, conectividad y comunidad.

g1_6_2a

Una de las características que lo define es el consumo de videos. De acuerdo con una investigación de Think insights (2013) esta generación consume el doble de videos y el 80% con smartphone accede a Youtube desde su dispositivo móvil.

El formato audiovisual, además, permite al usuario participar, crear su propio contenido y nutrirse de información compartiendo experiencias, conceptos e intereses. Según Aparici (2011) “El gran logro de Youtube es la eclosión de los usuarios como productores de mensajes que participan y hacen visibles sus propios intereses” (p. 275).

Ahora además, este consumo de videos viene acompañado del tiempo, es cada vez menos el tiempo que se le dedica a la visualización de un video, y se pretende obtener la mayor cantidad de información en el menor tiempo posible. Muchos se refieren a esto como déficit de atención, pero es a fin de cuentas la tendencia a la que nos estamos acercando.

Así podemos ver el reciente éxito de Vine (Una aplicación dónde los usuarios comparten videos, editados o no, de 6 segundos). Hace unos años este límite de tiempo nos podría parecer excesivo, pero es ahora cuando lo más jóvenes le están dando vida la red y mostrando una nueva forma de transmitir información.

Captura de pantalla 2014-08-25 a las 17.22.26

Con esta tendencia audiovisual, también tenemos el concurso de Cortos de Notodofilmfest que lanzaba un concurso para hacer un corto de 30 segundos.

Captura de pantalla 2014-08-25 a las 17.24.04

Una de las características que nos definen es que somos seres interactivos. Ser interactivo es participar, y participamos con el medio, dejando comentarios, haciendo sugerencias, grabando nuestros propios videos, siendo prosumidores de un concepto que nos interesa y nos interesa todavía más si formamos parte de él.

El alucinante mundo del internet de las cosas

Llevamos oyendo hablar de eso desde hace unos años y es ahora cuando empezamos a ver que el este concepto, que al principio parecía irreal, se va haciendo más palpable a medida que van pasando los días y parece que llegará a nuestras vidas, a nuestras cosas, casi sin que nos demos cuenta.

url

Este concepto, lo que intenta explicar es el hecho de que los objetos, los animales, las personas y todo aquello que pueda aportar algo de información esté conectado a la nube. Hay muchas maneras de hacerlo, y se asocia a la idea de la realidad aumentada que aunque muchos todavía piensen que es un concepto casi futurista, ya lo estamos usando y ni siquiera somos conscientes.

estimote-sticker-flower-pot

Ayer, descubrí las Estimote Stickers, unas pegatinas que se colocan en determinados objetos, animales, o plantas, y te dan información determinada dependiendo de lo que sea. Se trata de un proyecto piloto, y por ahora no están creadas las aplicaciones que controlarán estas “Stickers” pero si lo que dice en el vídeo, puede convertirse en real, parece que pronto seremos aun más adictos a la información que ahora.

Se trata de aplicaciones que efectivamente te aportan más información con el fin de optimizar tu tiempo, tu ejercicios, controlar tus animales, y en definitiva tenerlo todo absolutamente controlado, pero ¿realmente necesitamos saber tanto? Llega un momento en el que el exceso de información me da miedo. Pero no dudo, de que en el 2020, probablemente, yo también controle desde mi móvil, más de un objeto.

Cultura Participativa y Herramientas de Colaboración

Jenkins al hablar de convergencia, se refiere a ella como “el flujo de contenidos a través de múltiples plataformas mediáticas, la cooperación entre múltiples industrias mediáticas y el comportamiento migratorio de las audiencias mediáticas, dispuestas a ir casi a cualquier parte en busca del tipo deseado de experiencias de entretenimiento”. Dentro de estas “experiencias de entretenimiento” no sólo están las experiencias virtuales, sino además, aquellas que suponen un cambio en el modo de vida diario.

 La convergencia, en general supone además un cambio de comportamiento dónde no todo es crear y compartir información a través de la red, sino que además, se puede utilizar nuevo modo de participación para crear estilos de vida diferentes.

La cultura participativa de la que habla Jenkins, se basa en crear contenido y colaborar compulsivamente en todo aquello que le interese dentro del entorno virtual. Pero este contenido, esta participación, llevado al día a día, puede convertirse en una nueva forma de colaborar.

Captura de pantalla 2014-08-23 a las 19.16.18

 

 

Son cada vez más las aplicaciones, páginas y empresas que crecen en Internet basándose en la cultura colaborativa como el futuro de la sociedad.

Para alojamiento, podemos quedarnos en el sofá de alguien (Couchsurfing) alquilar una habitación o compartir cada (Aibrnb).

Captura de pantalla 2014-08-23 a las 19.17.51

Para viajar podemos compartir coche (blablacar) (amovens) o compartir mesa en tren.

Captura de pantalla 2014-08-23 a las 19.20.46 Captura de pantalla 2014-08-23 a las 19.21.33

También podemos quedar con gente con nuestras mismas aficiones (geokeda) y por su puesto intercambiar objetos (banco de las cosas).

Captura de pantalla 2014-08-23 a las 19.22.41

Todas estas aplicaciones son una muestra de que la cultura participativa va mucho más allá de la creación de experiencias virtuales de entretenimiento, se trata de una nueva cultura que trata de encontrar un equilibrio entre el consumo y la colaboración a través de a participación en la red.